Publicado el

Las Vegas

22 de Octubre de 2018

Suena la alarma a las 7 de la mañana porque queremos aprovechar muy bien el día en Las Vegas y lo primero que hacemos es ir al famoso cartel de «Welcome Las Vegas».

Porque hemos leído que es una de las zonas más concurridas de Las Vegas, con colas interminables y problemas de aparcamiento, pero a esas horas aparcamos sin problema y apenas había gente.

Con la mítica foto hecha, nos vamos al «Premium outlet Las Vegas» y es que Las Vegas también es famosa por sus outlets de lujo y arrasamos, Michel Kors, Calvin Klein, Levis, Timberland…

Y ahora sí, nos adentramos en Las Vegas Boulevard, la calle más conocida de Las Vegas.

¿Que hay que ver en Las Vegas?

Pues prácticamente lo único que hay en Las Vegas son hoteles, que no solo albergan casinos y concentran la mayor parte del atractivo turístico.

Y aunque parezca absurdo ir a Las Vegas para ver hoteles, merece la pena porque es una auténtica experiencia, que te transporta a cualquier parte del mundo, París, Venecia, Roma, Nueva York… todos los hoteles son temáticos e inmensos.

Empezamos por el hotel París donde aparcamos, seguimos por el Hotel Flamingo (con impresionantes jardines repletos de auténticos flamencos), Hotel Venecia (donde puedes darte un paseo en góndola), Hotel Cesar (con una réplica de la Fontana de Trevi), Hotel Bellagio (famoso por el espectáculo musical de sus fuentes y por ser escenario de la película Ocean’s Eleven), Hotel Nueva York, Excalibur …

No solo hay hoteles temáticos, sino que también hay tiendas temáticas como emanems, Coca Cola, Herseys…

Agotados por el intenso día de compras y turismo, volvemos al hotel a darnos una ducha, porque el calor de Las Vegas nos deja KO.

Por la noche vamos al hotel Stratosphere, donde se encuentra la torre más alta de Las Vegas, subir a la cima cuesta 25 dólares.

En la cima hay 4 atracciones de vértigo, yo no me atrevo a montar en ninguna, pero Michel sí, subir a la cima y montar en una atracción cuesta 35 dólares, así que en total nos gastamos 60 dólares.

Al final os dejo un vídeo de la experiencia de Michel en la atracción

Tomamos un cóctel mientras disfrutamos de las vistas de Las Vegas a nuestros pies, antes de ir a cenar.

Y cenamos en Bubba Gump, el mítico restaurante de la película Forrest Gump, del que nos hacemos fans incondicionales y que visitaremos más veces a lo largo de nuestro viaje por EEUU, esta cadena tiene sucursales esparcidas por todo el mundo. La cena nos cuesta 55 dólares y es toda a base de gambas, el plato estrella del restaurante.

Nuestro plan era terminar el día en la noria, ya que es LA NORIA MÁS GRANDE DEL MUNDO, pero estamos agotados y nos queda bastante lejos, así que decidimos volver a nuestro hotel y probar suerte en el casino, teníamos la esperanza de que una tragaperras nos diera una alegría y nos costeara el viaje, pero la fortuna no estaba de nuestro lado.

Mañana toca madrugar mucho para pasar el día en ruta, con el objetivo de dormir en San Francisco ¿Lo conseguiremos?

Publicado el

Los Ángeles (Beberly Hills, Little Tokyo), Arizona (Valle)

19 de Octubre de 2018

Madrugamos como de costumbre, para aprovechar al máximo nuestro tiempo, todavía queremos ver alguna cosilla más en Los Ángeles y hoy ya nos pondremos en ruta a Arizona.

Nos perdemos con nuestra pintas de viajeros, por Berberly Hills que aún está despertando, cambiamos dinero y paseamos por Rodeo Drive, la calle donde están las más lujosas firmas de moda, la milla de Oro de la ciudad.

Pero no solo nos perdemos por la manzana de oro de Beberly Hills, también nos perdemos por sus zonas residenciales, que te sumergen de lleno en escenarios de película, que resultan tan familiares… que es prácticamente imposible no fantasear con vivir en una de sus casas, conducir uno de esos coches y esperar a que le vecina te pique a la puerta, con un pastel de carne para darte la bienvenida al barrio.

Para despedirnos de Los Ángeles (por el momento, porque volveremos) nos sumergimos en Little Tokyo, un reducto de paz en medio de la ciudad que te traslada al mismísimo Japón, donde almorzamos.

Y ahora sí, empieza el primer tramo de nuestra ruta en coche, ponemos rumbo a Arizona, dormiremos en Valle, muy cerca del Gran Cañón del colorado.

Tenemos por delante 750 km en los que nos enfrentaremos a la primera experiencia de repostar en EEUU.

Véase post de Cómo repostar en EEUU, pinchando en la imagen.

En plena ruta 66, hacemos del coche y las gasolineras nuestra casa. Llegando a encontrarnos cosas tan curiosas como ésta.

Cowboy Hats (sombreros de Cowboy), los podías encontrar en los aseos de muchas gasolineras, para poner alrededor de la taza. Se que no es nada glamuroso, pero a mí me hacía muchísima gracia.

Atravesamos el desierto del Mojave disfrutando de la inmensidad del paisaje árido y la soledad de las carreteras.

Con la noche pisándonos los talones, recorremos un buen tramo disfrutando de los colores rosas y ocres que nos regala la puesta de sol, hasta que se rinden al azul de la noche.

Llegamos por fin a Valle, podéis ver el Hotel pinchando aquí. Gran Canyon Inn and Motel.

El hotel es absolutamente recomendable, en plena ruta 66, con museo y tienda dedicado a la ruta, te sumerge en una película del oeste. Además no debemos olvidarnos que es halloween y todo EEUU está repleto de calabazas y fantasmas, pero la decoración de éste hotel era brutal.

Cenamos en el hotel y nos vamos a dormir, estamos agotados y está frio, esto ya no es California.

¿Por qué escogemos Valle?

Es uno de los pueblos más cercanos al lado sur del Gran Cañón, que es desde dónde mañana a primera hora cogeremos un helicóptero para sobrevolarlo.

El Gran Cañón es enorme y es prácticamente imposible verlo en su totalidad, con tan poco tiempo, así que hemos decidió priorizar y después de ver muchas recomendaciones, nos hemos decantado por South Rim, la orilla sur del Gran Cañón, mañana será un gran día, un día de primeras veces, primera vez en helicóptero, primera vez en el Gran Cañón, primera vez en…

No te pierdas el siguiente post, porque es de mis días preferidos de la vida.

Para los perezosos de la lectura aquí os dejo un pequeño resumen del día.

 

Publicado el

Cómo repostar en EEUU

A mis seguidores les hará gracia que dedique un post a como echar gasolina en EEUU, pero os aseguro que es de las publicaciones más útiles que encontraréis si váis a preparar un viaje por USA.

Lo primero de todo es preguntar que tipo de combustible lleva el coche cuando lo alquilas, cosa que nosotros no hicimos.

Asi que, la primera vez que tuvimos que echar gasolina fue una odisea, porque a parte de no entender el mecanísmo, ni saber como echarla, no sabíamos que tipo de combustible llevaba.

Tuvimos que apartar el coche y buscar en google como echar gasolina en EEUU, por suerte una señora se acercó a nosotros y nos explico que tipo de gasolina teníamos que utilizar y como debíamos actuar. Y es que si algo bueno tiene este país, es la amabilidad de su gente. A veces incluso llega a dar la sensación de amabilidad y entusiasmo excesivo y forzado, pero he llegado a la conclusión de que son así, cívicos por naturaleza.

Y ahora vamos al grano …

¿Que tipo de combustible utilizo?

Aqui no hay gasolina o diesel, casi todos los vehiculos funcionan con gasolina y existen 3 tipos diferentes.

  • Regular 87 octanos
  • Plus 89 octanos
  • Supreme 91 octanos.

Lo mas habitual es regular de 85 octanos, la opción más barata.

¿Cómo echar gasolina en EEUU?

A la hora de repostar en EEUU existen 2 opciones:

  1. Pagar en el surtidor con tarjeta de crédito. Siempre debe ser con tarjeta de crédito, las tarjetas de débito casi nunca suelen ser admitidas en países extranjeros. Aquí podemos establecer una cantidad o llenar el depósito.
  2. Pagar dentro de la gasolinera en efectivo, antes de repostar. Esta es la opción más habitual y la que nosotros siempre utilizamos. Lo primero que tienes que hacer es estacionar delante del surtidor, entrar en la gasolinera y pagar la gasolina que quieras echar, siempre debe ser una cantidad fija. Una vez abonada la cantidad, el surtidor ya está listo para funcionar y cuando llega al importe abonado se para y listo.

 Puede parecer una tontería pero no lo es.

Y como una imagen vale más que 1000 palabras, nos hemos tomado la molestia de grabaros este vídeo, para que no os pase lo mismo que a nosotros.