Publicado el

¿Qué es Fair Share?

Hasta ahora, todas nuestras camisetas, llevan el logotipo “fair share”, pero… ¿Que és Fair Share?

Nuestro proveedor Continental Clothing, forma parte de FAIR SHARE.

Todos los productos con la etiqueta FAIR SHARE llevan un pequeño sobreprecio que se añade directamente al salario de los trabajadores textiles en la India.

“UN SALARIO DIGNO ES UN DERECHO HUMANO. DEBE CUBRIR LAS NECESIDADES BÁSICAS DE LOS TRABAJADORES Y SUS FAMILIAS Y PERMITIR QUE AHORREN Y DEBE SER OBTENIDO DENTRO DE UNA SEMANA LABORAL DE 48 HORAS”

Este pequeño aumento en el precio de la prenda FAIR SHARE permite pagar a los trabajadores más pobres en la fábrica un aumento salarial del 50%. Desde el 2016 todos los trabajadores en el proceso de fabricación de estos productos en la India, reciben una prima adicional en su salario. Este cargo en el precio de 10p (0,14€) por camiseta y 54p (0,71€) por sudadera con capucha se pasa a lo largo de la cadena de valor, desde la fábrica a través de la tienda sin estar marcado, asegurando que el pequeño costo adicional en el punto de venta se devuelve a los trabajadores en su totalidad.

La mayoría de los trabajadores textiles, está empleada en el salario mínimo legal, que está gen

eralmente por debajo del nivel de salario digno. Los trabajadores ganan cuanto mejor cualificados están y ocupan puestos más altos. Sin embargo, aun así, todavía no ganan tanto como necesitan para llevar un nivel de vida digno.

Desde el inicio del proyecto FAIR SHARE en Enero de 2016, todos los trabajadores reciben una prima de sueldo digno con sus salarios mensuales.

Testimonios de los trabajadores: (Recogidos en Abril de 2016 después de haber recibido la prima FAIR SHARE durante tres meses)

“Estoy muy contenta con Fair Share, me ayuda a pagar por la educación de mi hija.”

“Utilizo el dinero extra para comprar medicinas.“

“Con este sueldo adicional puedo pagar mis deudas.”

“Puedo ahorrar para la boda de mi hija.“

Visita nuestra tienda con corazón

Publicado el

¿Por que comprar ropa de comercio justo?

A estas alturas ya todos sabréis que Late fuerte tiene un compromiso importante con el comercio justo y todos nuestro productos están hechos con algodón procedente del mismo.

Pero… ¿sabéis realmente qué es el comercio justo?

El Comercio Justo es un sistema comercial solidario y alternativo al convencional que persigue el desarrollo de los pueblos y la lucha contra la pobreza.

Se basa en:

– Condiciones laborales y salarios adecuados

– No explotación laboral infantil  

 Igualdad entre hombres y mujeres

– Respeto al medioambiente.

El algodón es el cultivo comercial más antiguo del mundo y uno de los más importantes cultivos de fibra en la industria textil mundial.

Comprar ropa hecha con algodón de comercio justo significa, ser un seguidor de la moda y al mismo tiempo ayudar a los agricultores de algodón con baja remuneración en todo el mundo.

El comercio justo se basa en mejores precios, condiciones de trabajo decentes y condiciones justas de comercio para los agricultores y los trabajadores. Trata también de apoyar el desarrollo de comunidades agrícolas prósperas y de lograr que los trabajadores tengan más control sobre su futuro y que se proteja el medio ambiente en que viven y trabajan.

Cuando compras productos con el sello COMERCIO JUSTO, apoyas a granjeros y trabajadores mientras intentan mejorar sus vidas y las de sus comunidades.

Estos estándares incluyen la protección de los derechos de los trabajadores y del medioambiente, el pago del Precio Mínimo del Comercio Justo y una Prima del Comercio Justo para invertir en negocios o proyectos comunitarios.

¿Por qué comprar ropa de comercio justo?

Todos nos dejamos llevar por la sociedad de consumo, es prácticamente imposible no caer en la tentación, de ver una camiseta bonita, muy barata y no comprarla.

Pero probablemente si nos parásemos a pensar, que trabajo hay detrás de esa prenda, si nos parasemos un minuto a reflexionar sobre las condiciones económicas, laborales y sanitarias, que tienen las personas que están detrás de su producción, quizá no compraríamos de forma tan compulsiva.

Y empezaríamos a tomar conciencia, de que nosotros como consumidores, tenemos el poder de decir lo que está bien y está mal.

Y ojalá algún día no exista el comercio justo y todas las prendas, procedan de salarios dignos, estén libres de explotación infantil, sean respetuosas con el medio ambiente y con la dignidad de las personas, esa será la sociedad del futuro.

Porque me niego a pensar que la sociedad evolucionará hacia el lado contrario, porque sino… puede que llegue el día en el que seamos víctimas de nuestro propio consumismo.

Y si quieres unirte a la utopía late fuerte, visita nuestra tienda con corazón y haz un hueco en tu armario para prendas responsables, para prendes que hablan de ti.

Difunde el mensaje, porque un mundo mejor es posible.

Visita la tienda con corazón

 

 

Publicado el

Año nuevo en París: 1 de Enero de 2018

Amanece en París algo mas tarde de lo normal, a las 11.00 cuando suena el despertador, la ciudad aún duerme.

Nos cuesta encontrar un bar donde comer un croissant, pero conseguimos desayunar.

Nuestro objetivo para hoy, es visitar el museo Louvre.

Vamos caminando por la tranquila ciudad, que esta paralizada en el primer día del año, llegamos al museo, estamos un rato en los alrededores pero está cerrado.

Así que ya tenemos una excusa para regresar a París.

Nuestro avión sale a medio día, hemos quedado con Eugene y Sergei para almorzar temprano y despedirnos.

Nuestro punto de encuentro, es el árbol de la catedral de Notredam, llueve a mares en el primer día del año.

Dicen que los días de lluvia son días de prosperidad, así que empezar el año pasados por agua, puede que sea un presagio, de que va a ser un año próspero.

Reunidos con Eugene y Sergei, damos un paseo por el barrio latino y buscamos un restaurante donde comer.

Entre brindis, copas de champagne y hamburguesas, llega el momento mas emotivo de la comida, nuestro amigos rusos se ponen serios y nos dicen que nos van a hacer entrega de algo que lleva en su familia muchos años y quieren que ahora este en la nuestra y nos dan mi queridísimo juevo Svintus (para los que no sepáis de que va el tema podéis leer pinchan aquí)

Que ilusión, ahora ya podemos jugar siempre a svintus.

No solo eso sino tambien nos regalan este precioso adorno de Navidad, nosotros tambien tenemos uno para ellos, así que hacemos un intercambio.

Después de la comida, nos vamos a pasear juntos, mientras planeamos la próxima escapada, nos acompañan al hotel, para coger las maletas y tomar el metro rumbo al aeropuerto, nos despedimos hasta siempre, pero esta vez me da la sensación de que volveremos a ver a éstos locos amigos rusos.

Y no se me ocurre un final mejor para este post que el de … Siempre nos quedará París.

Visita la tienda con corazón