Publicado el

Page (Antelope Canyon) – Las Vegas

21 de Octubre de 2018

En Page se encuentra Antelope Canyon, una de las razones que nos lleva a pernoctar en esta ciudad.

Antelope Canyon está compuesto de 2 cañones, Lower Canyon y Upper Canyon. El segundo es el más conocido y por ello el más visitado y concurrido, de ahí que nosotros nos decantáramos por visitar Lower Canyon, ya que no queríamos que la masificación nos estropease la experiencia.

Hemos reservado el tour por internet con bastante antelación y hemos reservado el turno de primera hora, a pesar de que las mejores horas son las de medio día para tomar fotos, porque es cuando los rayos de sol se cuelan por el cañón, pero como nosotros solo queremos disfrutar del momento, preferimos la primera hora que es la menos concurrida.

Muchas veces son las que me preguntan que es lo que más me ha gustado de este viaje y siempre digo que es difícil quedarse con algo, ahora mirándolo con perspectiva, probablemente me quede con Antelope Canyon.

Parece imposible que esta ranura en mitad de la tierra pueda albergar semejante majestuosidad.

Tengo que decir que las fotos no le hacen justicia y que el Cañón era enorme, inmenso, no solo era profundo sino que también era largo, lleno de recovecos, de luces y sombras que lo hacen uno de los lugares más impresionantes del planeta.

Bueno tenemos 1000 fotos, cada cual más impresionante y ahora cambiamos estos áridos paisajes, esculpidos por el viento y la lluvia, esta obra maestra de la naturaleza, por una obra maestra de los hombres, esculpida a base de golpe de ruleta y luces de neón.

Tras un viaje de 4 horas llegamos a LAS VEGAS.

Nuestro hotel Circus Hotel, podéis verlo pinchando aquí.

Nos ha costado unos 70 dólares la noche porque lo hemos reservado con muchísima antelación y hemos cogido una oferta muy buena, el hotel como todos los hoteles de Las Vegas, era impresionante, enorme, como una ciudad, con un casino interminable, en el que te podías perder y haciendo referencia a su nombre, albergaba un circo en su interior y hasta un parque de atracciones con montañas rusas.

Después de hacer una considerable cola para realizar el check-in en el hotel y es que imaginaros la cantidad de gente que puede albergar un hotel de esa magnitud, con una recepción enorme y más de 15 recepcionístas, nos damos una merecida ducha y listos para dejarnos deslumbrar.

Son las 4 de la tarde aproximadamente y decidimos ir Fremont Street, la mítica calle que alberga los más importantes casinos, la original, donde nació Las Vegas, el down town, la zona más alejada de los hoteles y la más antigua.

Aún es de día, damos una vuelta por la calle y alrededores, sin poder cerrar la boca, conciertos, espectáculos improvisados, gente que sin querer también va montando espectáculos, gente que sobrevuela tu cabeza a través de tirolinas y todo ello mezclado con olor a hierba, sonidos de máquinas tragaperras y ambiente etílico.

Cenamos en Fremont y esperamos a que anochezca, porque queremos vivir la Fremont Street Experience, cuando la cúpula de la mítica calle, se tiñe de luces y añade más extravagancia al entorno.

Al igual que el resto del Down Town toma un cariz diferente cuando cae la noche y los neones sustituyen al sol.

Sentados en una terraza en Fremont, tomando una cerveza y analizándo el momento, pensaba esto es un puto Disneyland para adultos americanos.

Es un concepto de entretenimiento que no existe en España y me alegro.

Si hay algo que no me gustó en absoluto fue ver como había niños trabajando, haciendo espectáculos, tocando la batería, cantando etc. Hasta altas horas de la noche y como la gente encima, les hacía corro y eran las atracciones que más público tenían, el entretenimiento y la diversión tienen un límite y no puedes darles dinero ni pararte a mirar, porque si están ahí es precisamente gracias a eso.

De vuelta a nuestro hotel, decidimos terminar la noche en el casino, jugamos en varias tragaperras, nos gastamos unos 10 dólares, ganamos 20 y los volvemos a jugar. (Resultado -10).

Recorremos todo el casino, subimos y bajamos escaleras y como no, nos perdemos.

Nos perdemos tanto que nos cuesta como 15 minutos volver a encontrar la recepción para subir a la habitación y muy prontito ya estamos en la cama.

Parece mentira que en un día hayamos vivido tantas cosas y hayamos cambiando tanto de ambientes, de escenas, de paisajes… en fin, esto es América.

Mañana madrugaremos y dedicaremos todo el día a Las Vegas, no os lo perdáis.

Os dejo un pequeño resúmen de Fremont Street Experience.

 

Publicado el

Los Ángeles (Beberly Hills, Little Tokyo), Arizona (Valle)

19 de Octubre de 2018

Madrugamos como de costumbre, para aprovechar al máximo nuestro tiempo, todavía queremos ver alguna cosilla más en Los Ángeles y hoy ya nos pondremos en ruta a Arizona.

Nos perdemos con nuestra pintas de viajeros, por Berberly Hills que aún está despertando, cambiamos dinero y paseamos por Rodeo Drive, la calle donde están las más lujosas firmas de moda, la milla de Oro de la ciudad.

Pero no solo nos perdemos por la manzana de oro de Beberly Hills, también nos perdemos por sus zonas residenciales, que te sumergen de lleno en escenarios de película, que resultan tan familiares… que es prácticamente imposible no fantasear con vivir en una de sus casas, conducir uno de esos coches y esperar a que le vecina te pique a la puerta, con un pastel de carne para darte la bienvenida al barrio.

Para despedirnos de Los Ángeles (por el momento, porque volveremos) nos sumergimos en Little Tokyo, un reducto de paz en medio de la ciudad que te traslada al mismísimo Japón, donde almorzamos.

Y ahora sí, empieza el primer tramo de nuestra ruta en coche, ponemos rumbo a Arizona, dormiremos en Valle, muy cerca del Gran Cañón del colorado.

Tenemos por delante 750 km en los que nos enfrentaremos a la primera experiencia de repostar en EEUU.

Véase post de Cómo repostar en EEUU, pinchando en la imagen.

En plena ruta 66, hacemos del coche y las gasolineras nuestra casa. Llegando a encontrarnos cosas tan curiosas como ésta.

Cowboy Hats (sombreros de Cowboy), los podías encontrar en los aseos de muchas gasolineras, para poner alrededor de la taza. Se que no es nada glamuroso, pero a mí me hacía muchísima gracia.

Atravesamos el desierto del Mojave disfrutando de la inmensidad del paisaje árido y la soledad de las carreteras.

Con la noche pisándonos los talones, recorremos un buen tramo disfrutando de los colores rosas y ocres que nos regala la puesta de sol, hasta que se rinden al azul de la noche.

Llegamos por fin a Valle, podéis ver el Hotel pinchando aquí. Gran Canyon Inn and Motel.

El hotel es absolutamente recomendable, en plena ruta 66, con museo y tienda dedicado a la ruta, te sumerge en una película del oeste. Además no debemos olvidarnos que es halloween y todo EEUU está repleto de calabazas y fantasmas, pero la decoración de éste hotel era brutal.

Cenamos en el hotel y nos vamos a dormir, estamos agotados y está frio, esto ya no es California.

¿Por qué escogemos Valle?

Es uno de los pueblos más cercanos al lado sur del Gran Cañón, que es desde dónde mañana a primera hora cogeremos un helicóptero para sobrevolarlo.

El Gran Cañón es enorme y es prácticamente imposible verlo en su totalidad, con tan poco tiempo, así que hemos decidió priorizar y después de ver muchas recomendaciones, nos hemos decantado por South Rim, la orilla sur del Gran Cañón, mañana será un gran día, un día de primeras veces, primera vez en helicóptero, primera vez en el Gran Cañón, primera vez en…

No te pierdas el siguiente post, porque es de mis días preferidos de la vida.

Para los perezosos de la lectura aquí os dejo un pequeño resumen del día.

 

Publicado el

Cómo repostar en EEUU

A mis seguidores les hará gracia que dedique un post a como echar gasolina en EEUU, pero os aseguro que es de las publicaciones más útiles que encontraréis si váis a preparar un viaje por USA.

Lo primero de todo es preguntar que tipo de combustible lleva el coche cuando lo alquilas, cosa que nosotros no hicimos.

Asi que, la primera vez que tuvimos que echar gasolina fue una odisea, porque a parte de no entender el mecanísmo, ni saber como echarla, no sabíamos que tipo de combustible llevaba.

Tuvimos que apartar el coche y buscar en google como echar gasolina en EEUU, por suerte una señora se acercó a nosotros y nos explico que tipo de gasolina teníamos que utilizar y como debíamos actuar. Y es que si algo bueno tiene este país, es la amabilidad de su gente. A veces incluso llega a dar la sensación de amabilidad y entusiasmo excesivo y forzado, pero he llegado a la conclusión de que son así, cívicos por naturaleza.

Y ahora vamos al grano …

¿Que tipo de combustible utilizo?

Aqui no hay gasolina o diesel, casi todos los vehiculos funcionan con gasolina y existen 3 tipos diferentes.

  • Regular 87 octanos
  • Plus 89 octanos
  • Supreme 91 octanos.

Lo mas habitual es regular de 85 octanos, la opción más barata.

¿Cómo echar gasolina en EEUU?

A la hora de repostar en EEUU existen 2 opciones:

  1. Pagar en el surtidor con tarjeta de crédito. Siempre debe ser con tarjeta de crédito, las tarjetas de débito casi nunca suelen ser admitidas en países extranjeros. Aquí podemos establecer una cantidad o llenar el depósito.
  2. Pagar dentro de la gasolinera en efectivo, antes de repostar. Esta es la opción más habitual y la que nosotros siempre utilizamos. Lo primero que tienes que hacer es estacionar delante del surtidor, entrar en la gasolinera y pagar la gasolina que quieras echar, siempre debe ser una cantidad fija. Una vez abonada la cantidad, el surtidor ya está listo para funcionar y cuando llega al importe abonado se para y listo.

 Puede parecer una tontería pero no lo es.

Y como una imagen vale más que 1000 palabras, nos hemos tomado la molestia de grabaros este vídeo, para que no os pase lo mismo que a nosotros.