Publicado el

Cómo repostar en EEUU

A mis seguidores les hará gracia que dedique un post a como echar gasolina en EEUU, pero os aseguro que es de las publicaciones más útiles que encontraréis si váis a preparar un viaje por USA.

Lo primero de todo es preguntar que tipo de combustible lleva el coche cuando lo alquilas, cosa que nosotros no hicimos.

Asi que, la primera vez que tuvimos que echar gasolina fue una odisea, porque a parte de no entender el mecanísmo, ni saber como echarla, no sabíamos que tipo de combustible llevaba.

Tuvimos que apartar el coche y buscar en google como echar gasolina en EEUU, por suerte una señora se acercó a nosotros y nos explico que tipo de gasolina teníamos que utilizar y como debíamos actuar. Y es que si algo bueno tiene este país, es la amabilidad de su gente. A veces incluso llega a dar la sensación de amabilidad y entusiasmo excesivo y forzado, pero he llegado a la conclusión de que son así, cívicos por naturaleza.

Y ahora vamos al grano …

¿Que tipo de combustible utilizo?

Aqui no hay gasolina o diesel, casi todos los vehiculos funcionan con gasolina y existen 3 tipos diferentes.

  • Regular 87 octanos
  • Plus 89 octanos
  • Supreme 91 octanos.

Lo mas habitual es regular de 85 octanos, la opción más barata.

¿Cómo echar gasolina en EEUU?

A la hora de repostar en EEUU existen 2 opciones:

  1. Pagar en el surtidor con tarjeta de crédito. Siempre debe ser con tarjeta de crédito, las tarjetas de débito casi nunca suelen ser admitidas en países extranjeros. Aquí podemos establecer una cantidad o llenar el depósito.
  2. Pagar dentro de la gasolinera en efectivo, antes de repostar. Esta es la opción más habitual y la que nosotros siempre utilizamos. Lo primero que tienes que hacer es estacionar delante del surtidor, entrar en la gasolinera y pagar la gasolina que quieras echar, siempre debe ser una cantidad fija. Una vez abonada la cantidad, el surtidor ya está listo para funcionar y cuando llega al importe abonado se para y listo.

 Puede parecer una tontería pero no lo es.

Y como una imagen vale más que 1000 palabras, nos hemos tomado la molestia de grabaros este vídeo, para que no os pase lo mismo que a nosotros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *